Avances

Ultima hora

“Acoso de segundo orden”… ¿Apoyaste? o ¿Acosaste también?


El acoso es aún un tema tabú, un secreto a voces ante el que no se actúa suficientemente. Parece que nadie se atreve a poner nombre a lo que siempre ha existido… y de lo que no se habla se invisibiliza. Leí en un artículo en internet producto de un Symposium: “Acoso de Segundo Orden: clave para eliminar la violencia de género”, con especialistas en el tema como participantes, este término por primera vez, “Acoso de segundo orden”.

La idea de toda la jornada se resume a: “Toda persona que ataca a quien denuncia un acoso, o defiende a la victima está haciendo acoso de segundo orden”. Como señala la cita: “Si no eres parte de la solución eres parte del problema” (Ruth Milkman).

Hay que defender a quien denuncia a quien defiende a la víctima. No se puede erradicar la violencia de género sin eliminar el acoso de segundo orden. La víctima de acoso y algunas personas, grupos e instituciones que apoyan a las supervivientes se convierten en víctimas de violencia de segundo orden cuando van a poner la denuncia o cuando las acompañan en el proceso y las defienden frente a la re-victimización. ¿Cuántas chicas no han sido víctimas de burlas, o a cuantas no les han desestimado la denuncia por que el acosador tiene poder o porque los que toman las denuncias simplemente son unos imbéciles? Muchas de estas denuncias son desestimadas por los propios encargados de tomar las declaraciones. Parte del problema está en aquella percepción social de que la violencia solo ocurre cuando violan a una chica, o un hombre mata a su pareja, o un chico pega a su novia o ex.

Hemos aprendido a contar las víctimas de estas formas más visibles de violencia, pero seguimos sin entender bien el fenómeno de la misma, precisamente por su enorme tamaño y por la diversidad de formas que adopta: Es violencia no respetar un “NO” de tu ex pareja, es violencia perseguirla, enviarle mensajes, presentarte en su casa o su lugar de trabajo. Es violencia los gritos, insultos, amenazas, prohibiciones, intimidación, indiferencia, ignorancia, abandono afectivo, celos patológicos, humillaciones, descalificaciones, chantajes, manipulación y coacción, cuando aun son pareja.

Hay muchos testimonios que muestran cómo este acoso de segundo orden, está presente en todos los ámbitos de la vida. Leí también esta frase de una de las participantes, por cierto una periodista: “Si David quiere luchar contra Goliat que no parta de que el resto de compañeros se pondrán de su lado. Aquellos que miraron hacia otro lado se convirtieron en cómplices”.

Quienes sufren acoso sufren una triple tortura: Tortura cuando son acosadas. Tortura cuando denuncian. Y la última tortura, la que parece no acabar nunca: el penoso proceso al que se enfrentan después. Hay quienes aun saliendo victoriosas de la denuncia por acoso, pierden sus empleos por el simple hecho de haber estado involucrada en una denuncia ante un tribunal, este empleador está ejerciendo “violencia de segundo orden”. Hay quienes discriminan a quien pone una denuncia socialmente, esto también es “Acoso de segundo orden”.

Para erradicar esta violencia la estrategia más eficaz es la intervención del testigo. Es fundamental crear redes de solidaridad y de apoyo a las víctimas. Se trata de crear las condiciones para perder el miedo. Ponerse en los zapatos de las victimas (que bien podrías ser tu algún día si tienes la desgracia de toparte con un acosador) para por lo menos no agredir también con nuestras acciones que van desde el voltear la mirada a un lado, hasta el entorpecer el proceso de la denuncia y posterior recuperación de la víctima.


Romper el silencio es de valientes. Mi admiración a aquellos que se atreven a poner un “basta” al acoso. Al resto de los espectadores nos llegará el momento de rendir cuentas… “Tú estabas allí ¿Qué hiciste para apoyar? ¿No apoyaste? Entonces eres parte del problema, no agraves la situación de la víctima que ya la tiene bastante difícil.
“Acoso de segundo orden”… ¿Apoyaste? o ¿Acosaste también? Revisado por La Lupa Tv on enero 22, 2018 Calificacion 5

No hay comentarios:

Grupo Editorial La Lupa 2015, C.A. RIF: J-40647216-6. Dirección: Avenida Victoria, C.C. Unicentro. Local A-7 (PB) La Victoria Edo. Aragua. Teléfonos: 0244-3212666 (Recepción-Clasificados) / 0244-3232261 (Redacción-Denuncias). Contáctanos: prensa@lalupa.com.ve - Todos los derechos reservados Diario La Lupa © 2016 - 2017
Tecnología informática de: Sistema La Lupa, Diseñado por Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.