Avances

Ultima hora

Hoy se conmemoran los 241 años de El Consejo


 Un día como hoy 24 de enero de 1777, casualmente nuestro prócer también nació un día 24, pero de noviembre de 1786; y todavía se discute en qué lugar exacto de nuestro municipio, fue donde llego al mundo este gran hombre, aunque verdaderamente no importa mucho el lugar, sino lo que realmente hizo en pro de la independencia de Venezuela. Antes de hablar de la fundación Colonial de El Consejo, quisiera hablar de los que poco le rendimos tributo, ni mucho menos le hemos construido una plaza o monumentos, pero fueron los primeros patriotas que defendieron sus tierras hasta la muerte. Que ya no queda ni rastro de su linaje y son los verdaderos hijos y herederos de estas tierra; que el Imperio Español “diezmó”, para echar guante y repartirse sus riquezas. A nuestros aborígenes como los Arbacos y Meregotos, con sus respectivos Caciques entre ellos el gran “Terepaima”, que siglos antes de fundarse El Consejo, ya tenían décadas de resistencia, a los cuales se merecen todo el reconocimiento, por su valentía y coraje. Fueron tan aguerridos y valientes los hermanos aborígenes, que son muchos los textos históricos que hablan de ellos, es tanto así, que los españoles que venían buscando las minas y descubriendo nuevas tierras. En su camino, llevaban la misión de “pacificar a los Indios”. Cuando llegaban por donde discurre el Río Tuy cerca al Valle del Miedo y Valle del Cáncer, como los mismos españoles le nombraban, más de uno temblaba, porque sabía los que le esperaba. A sí también, podemos hablar las decenas de emboscadas y verdaderas batallas, que realizaron los mal llamados indios a los españoles, que bien se podrían citar: - la que le hizo el cacique Terepaima en colina Las Cocuizas a Francisco Fajardo allá entre 1559-1560, y la del mismo cacique a Diego de Lozada en 1567, poco antes de fundar la Ciudad de Caracas; por solo nombrar algunas.



Años pasaron…, y fueron creándose trapiche- haciendas, ingenios y vegas. Para la práctica de la ganadería principalmente, luego fueron añadiéndose otros rubros como: Cacao, Café, tabaco, añil, caña de azúcar entre otras. En este “crecimiento Colonial”, que tomo todas las tierras llanas o valles del Rio Tuy arriba y abajo, fueron creadas sus haciendas - trapiches de eje vertical o de tracción de sangre, esto hacendados como lo dice el Dr. Carlos Julio Tavera Marcano: - “lograron alcanzar la gracia del Obispado de La Provincia para la instalación de oratorios, con el fin de celebrar el Santo Sacrificio de la Misa dentro de sus predios rústicos, uno de los más antiguos es Nuestra señora del Buen Paso, otro oratorio lo estableció el Conde de Tovar en su hacienda –trapiche Nuestra Señora de Altagracia, a Doña María Josefa Matos para hacerlo propio en su hacienda Urbina bajo la advocación de su patrono San Pedro Apóstol”. Tiempo después en el Tuy Abajo les fueron concedidas licencias eclesiásticas para establecer los suyos a Don Francisco Nicola de Tovar y Tovar en Santo Domingo y la de Doña María Ignacia Ribas y Tovar en su hacienda-trapiche Nuestra Señora de la Merced por nombrar algunos. De igual manera alrededor o al margen de esas haciendas- trapiches, los campesinos y esclavos en sus chozas crearon sus asentamientos….

Así mismo, por impulso de alguno de estos hacendados (especialmente de Don Martin Tovar y Blanco quien fuera otorgado el título de Conde) y con la gracia del Obispo de la Provincia de Venezuela. Para ese entonces Monseñor Mariano Martí y su comisión, se funda la parroquia de Nuestra Señora del Buen Consejo (24 de enero de 1777) y se erecta este templo que tenemos aquí (de 40 varas de largo por diez de ancho “una vara castellana = 83,59 cm”, en obra limpia y materiales fuertes). Pero que principalmente no se iba a construir en este sitio sino en el sector de: El Mamón, La Sabaneta o San Francisco; (Cabe destacar que el personalmente el Obispo se opuso a la construcción del templo en este sitio donde está ubicada, y esto lo abala, un documento firmado por el propio Monseñor.



Después de esto, siguió creciendo el pueblo pero siempre ¿hacia dónde...?. Hacia los márgenes de las haciendas, por eso es que la iglesia su puerta principal era en su primer momento con vista a lo que ahora el sector de Juan Moreno (epónimo y luchador también ilustre de este Pueblo). Paso el tiempo, llego la guerra de independencia. Por aquí pasaron miles de soldados realistas y patriotas, claro si era el único camino que comunicaba a Caracas con los Valles de Aragua y el Llano, bautizado como: Camino Real, Camino de piedras o Camino de los españoles, está bien, pero pocos realzan, que antes de eso fue Camino de Aborígenes. ¿Por dónde más van a pasar?. Tenemos que enaltecer también, aquella mañana del 20 de Mayo de 1821, de aquella heroica lucha, entre las tropas del patriota José Francisco Bermúdez, vencen a las tropas de Ramón Correa, casualmente, en los alrededores entre El Mamón y la colina Las Cocuizas, Donde siglos antes, emboscaba Terepaima a los españoles. Y hoy en pleno siglo XXI, se sigue discutiendo si fue batalla o distracción el encuentro. Cuando lo que verdaderamente importa, es que se les cerró el paso a los realistas que iban a la Batalla de Carabobo, que se realizó 35 días después logrando la Gran Victoria Patriota.  Construyeron plazas, calles avenidas, sistemas de recolección de aguas servidas, parques; se reconocieron patrimonios históricos tangibles e intangibles. Con la llegada de la electricidad llego el “cine moderno” y fue creciendo el pueblo. En la década de los 50 en el gobierno de Pérez Jiménez paso a llamarse Junta Comunal cuya dependencia del Distrito Ricaurte era Obvia y notoria como centro mayor e importante. En este mismo gobierno es cuando se construye el Dispensario y el Grupo escolar Juan Uslar, también se construye La Junta Municipal, edificación que se involucra los tres poderes: La Prefectura, La Junta Municipal y los Tribunales de Justicia. Con el transcurrir del tiempo se creó una gerencia a cargo de la Junta Municipal, responsable de todo lo relativo al municipio y su respectiva organización. A causa de ello el edificio donde funciono por primera vez la entidad municipal es ahora donde se administra la Alcaldía del municipio Revenga.


La comunidad del Buen Consejo perteneció al Distrito Ricaurte hasta 1.992 junto con San Mateo, Las Tejerías, La Colonia Tovar y La Victoria que era la capital. “El 30 de junio de ese año la Asamblea Legislativa del Estado Aragua, creo el décimo-sexto municipio del estado Aragua y le dio el nombre del prócer civil de la independencia, Lic. José Rafael Revenga”. 

Cabe destacar que todos los trámites y progresos para este fin fueron iniciativa de un grupo de ciudadanos de la comunidad y vio coronado su propósito el 24 de enero de 1993, además, que cuando éramos parte del distrito Ricaurte los límites de El Consejo por el oeste era la quebrada de MACUAYA o Maletero, ahora llamado puente del Piccolo y que en las nuevas poligonales se perdió toda esa extensión de tierra incluyendo la zona industrial de La Mora II.


En realidad la función inmediata de la Junta Administrativa fue prepara la municipalidad de Revenga, se crea entonces automáticamente la instancia legislativa que recae en la Ilustre Cámara Municipal. Desde aquel pasado Aborigen-Colonial Hasta este momento, muchas luchas y batallas han pasado, aborígenes, independentistas, federales, muchas republicas y muchos gobiernos. Cada uno con sus aciertos y errores.
Hoy se conmemoran los 241 años de El Consejo Revisado por La Lupa Tv on enero 24, 2018 Calificacion 5

No hay comentarios.:

Grupo Editorial La Lupa 2015, C.A. RIF: J-40647216-6. Dirección: Avenida Victoria, C.C. Unicentro. Local A-7 (PB) La Victoria Edo. Aragua. Teléfonos: 0244-3212666 (Recepción-Clasificados) / 0244-3232261 (Redacción-Denuncias). Contáctanos: prensa@lalupa.com.ve - Todos los derechos reservados Diario La Lupa © 2016 - 2017
Tecnología informática de: Sistema La Lupa, Diseñado por Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.