Avances

Ultima hora

Juana María del Socorro Acosta de Sánchez, una mujer decidida en tiempos difíciles


 

A su nieta: Elba Sánchez de Carvajal, quien a sus 95 años de edad aún mantiene vivo su recuerdo.

Juana María del Socorro Acosta Hernández se nos presenta en el mapa biográfico -pedagógico- consejeño como un valor notable. Supo dar a la Educación el trato que merece para su tiempo y la consagración que se requería ,su alma de educadora estuvo por encima de todo,su pensamiento ductor ofrecia la fluidez, la diafanidad y la frescura de los manantiales por haber sido agraciada cristiana en el campo de la docencia, muy alta bandera en ella y de la que da fe la historia consejeña. Cultivó su humildad con la misma solicitud de la fe sencilla. La recordada educadora fue una de las primeras mujeres en El Consejo en lanzarse al campo del estudio y lo laboral, hecho que para la época era mal visto por la sociedad, ya que la mujer estaba concebida solo para construir hogares, regla que saltó Misia Juana María del Socorro Acosta, marcó una huella imperecedera en su género convirtiéndose en una de las primeras damas consejeñas en alcanzar estudios avanzados para la época. Esta consejeña es sinónimo de empeño ,esplendor ideológico ,benefactora y sensible a obras de interés social. Pletórica de nobleza, acción positiva, y de patriotismo, el cual le brotaba abundante de su alma venezolana, repartió dones espirituales como capitalista de generosidad en la tierra de El Consejo. Descendiente de Don Francisco Hernández (Pancho), natural de la parroquia La Candelaria de Caracas, ex-seminarista que participó en la batalla de La Victoria,contrajo primeras nupcias con María de La O Hernández, al quedar viudo contrae matrimonio con Ana Josefa Arevalo (consejeña) estableciendo su hogar en El Consejo, según el libro de matrimonio Nro 1, folio Nro 1 del registro eclesiástico de la parroquia Nuestra Señora del Buen Consejo el 23 de julio de 1840. De allí que era nieta por la rama materna de uno de los hombres que soltó la sotana por la causa independentista. De seguro esta herencia histórica la llevó a a ser una dama decidida en tiempos difíciles, porque tuvo que enfrentarse a dictaduras y llevar en muchas ocasiones educación a escondida por la opresión del régimen de turno. Narra la historia consejeña que cuando se construía la carretera de Macadam en El Consejo la respetable educadora veía con tristeza como de la cárcel pública El Morgado sacaban los presos con grillos a trabajar en medio de afrentas y torturas. Su acctitud filantrópica y humanitaria la llevaba a ofrecerle agua,hasta que un día uno de los personeros del general Juan Vicente Gómez se lo prohíbe,su incomodidad la llevó en silencio .Hasta que aquel mismo hombre fue un día a su oficina de correo y le dijo: ¿Cuánto me cobra por escribirme una carta? La honorable maestra le responde: El derecho de rociar al menos los labios de aquellos torturados, ellos están sedientos, como sediento estas tú de las letras del abecedario. Una verdadera lección para aquel personaje del gobierno del Benemérito Juan Vicente Gómez, quien después aprendió a leer y a escribir de la mano de la respetable educadora,a quien le agradeció por el resto de sus días haberle erradicado la ignorancia (extracto de una carta). En el libro de matrimonio Nro 5 de la parroquia eclesiástica Nuestra señora del Buen Consejo esta asentada el acta de sus padres : Don Máximo Acosta (jefe civil durante varios años del pueblo) y Doña Ana Santiaga Hernández Arevalo con fecha de 16 de diciembre de 1870. Este modesto hogar procrea a su primera hija: Juana María del Socorro Acosta Hernández, que nace en la población de El Consejo según libro de bautismo Nro 11, folio 213, el 10 de noviembre de 1871. Fue bautizada por el parróco José Ángel de Jesús Alemán, el 08 de diciembre de 1871, siendo sus padrinos: Mariano Betancourt y María del Rosario Tovar. Transcurre su infancia en la apacible vida pueblerina consejeña. Cursa sus estudios elementales con el maestro Tiburcio Franchecis (fue nombrado el primer maestro de El Consejo después del decreto de instrucción pública y gratuita emanado por Guzmán Blanco 1870). Posteriormente se traslada a la ciudad de Caracas y alcanza en la Universidad Central de Venezuela (1894) su flamante título en Filosofía y Letras. Labora durante cuatro años en la universidad. Regresa a su pueblo natal y se dedica a impartir clases en los caserios de Buen paso, El valle, El café, El Conde, Quebrada Seca de Urbina, entre otros. En 1910 con motivo de la visita del General Juan Vicente Gómez al pueblo redacta una correspondencia con el apoyo de muchos representantes solicitando la creación de una escuela pública para los niños de bajos recursos del pueblo y por petición de la junta comunal de la época toma la palabra frente a la jefatura de El Consejo y expresa: Benemérito General Juan Vicente Gómez, excelentísimo presidente,llena de amor por mi tierra y congojada de verla vivir y florecer a la sombra de la ignorancia ,pido en nombre de la providencia divina, una escuela pública para los niños de este pueblo, que son los niños también de Venezuela. Su servidora: Socorro Acosta de Sánchez. En su casa funda en la década del 30 la oficina de correo, venta de estampillas y papel sellado, erigiéndose esta oficina la primera en suelo consejeño. Cuyos repartidores de cartas fueron: Pedro Casaña y Felipe Flores. Contrae matrimonio civil y religioso según libro de matrimonio Nro 5 de la parroquia eclésiastica de Nuestra Señora del Buen Consejo el 03 de febrero de 1898 con Rafael Sánchez ,unión que bendice el presbítero Adolfo Tovar, siendo padrinos de la boda: Maximiliano Rodríguez y Ana Teresa Acosta Hernández. Fruto de su unión nace: Carlos Sánchez Acosta ,reconocido como el hacedor del calzado consejeño (alpargatas), además de ser fundador de las células del partido comunista en El Consejo, ejerció la figura prefectural durante varios períodos, fue tenedor de libros. Esta distinguida dama en su afán de despertar el sentimiento conservacionista, siembra los primeros árboles de la calle y plaza Bolívar. Fue benefactoras de los indigentes del pueblo. Los presidentes y gobernadores que visitaban al pueblo eran recibidos en su casa y su nieta Elba Sánchez era la encargada de dar el discurso de recibimiento. Sus hermanas: Ana Teresa (La Niña Teresa), Merced Benigna y Felipa Benicia del Carmen Acosta Hernández, de ellas sobrevivió Ana Teresa, a quien la población llamó la niña Teresa, sobresaliente educadora, instaló junto a su hermana una escuela de primeras letras en su casa de habitación. Las hermanas Acosta Sánchez fueron cultivadoras de las advocaciones de la inmaculada concepción cada 08 de diciembre y el 24 de octubre el día de San Rafael Arcángel en la población consejeña , además de ser fundadoras de la legión hijas de María. Según acta de junta comunal del 28 de septiembre de 1933, se le da autorización a la preceptora Socorro Acosta para fijar carteles a padres, representantes y tutores sobre la obligación de inscribir a sus hijos en los planteles escolares. De acuerdo a acta de junta comunal del 02 de marzo de 1936 la respetable docente entabla una confrontación con dicha corporación por el pago del sueldo, el cual le debían desde diciembre de 1935 ,es decir reclamaba 40bs por cada mes para un total de 120bs.Pues el dinero que ella recibía lo utilizaba para comprar telas y hacerle vestuarios a los estudiantes de los caseríos. El 12 de enero de 1940 logra después de tantos esfuerzos El Policía Escolar para la protección y seguridad de los escolares. Su fe bolivariana la lleva a ejecutar actos cívicos en la plaza Bolívar con sus estudiantes ,así como organizar pequeñas obras de teatro en el cine moderno Roberto Torres. Hasta el momento de su muerte envió al seminario San José del Ávila de la ciudad de caracas un saco de harina de trigo para el pan de los seminaristas. Fue ávida lectora del cojo ilustrado. La consejeña de altos quilates ,amable benefactora y humanitaria irradió una labor tesonera ,ejemplar y multiplicadora en sus centenares de alumnos esparcidos en El Consejo. Socorro Acosta fue una venezolana, Aragüeña y consejeña que hizo de la educación su pan nuestro de cada día, por lo que es acreedora a su inmortalidad y a su evocación. Una institución escolar (1967) adscrita a la gobernación del estado Aragua en la población de Sabaneta lleva su nombre como signo de esperanza ,cual fue su vida. Una calle en la población de El Consejo lleva también su nombre. Se duerme en la paz del señor en su pueblo natal el 05 de marzo de 1946 (Hacen setenta años), se despidió para siempre dejando su mensaje de mujer laboriosa, democrática,emprendedora y justa, más su espíritu de maestra y fervor venezolano. Evocarla es de justicia y grata satisfacción. Fundamentalmente luchó en contra de la dictadura de Gómez, siempre juzgó y con muy valiosas razones que sólo en una atmósfera de libertad podría hacérsele frente a los verdaderos enemigos de la nación: El analfabetismo y las enfermedades que mantenían en el atraso a un pueblo. Es decir fue un vivo testimonio del valor eterno de la libertad a la barbarie y la fuerza. No solo se dedicó a dar clases de gramática, aritmética, ciencias naturales y sociales, sino también enseñó a tejer, bordar y hacer dulces criollos. Su escuelita mixta era supervisada por la junta comunal los 20 de cada mes(así reza en acta de junta comunal). Sus evaluaciones las aplicaba práctica y oral con presencia de un jurado: El sacerdote, el jefe civil y el farmaceuta del pueblo. De tal manera que colocó su práctica pedagógica a la orden de la verdad y la justicia. Socorro Acosta de Sánchez fue una dama revestida de gran dignidad,reveladora de la nobleza que la distinguía Bondad y justicia fueron las guías de su vida. Misia Socorro Acosta de Sánchez fue una institución ,una autoridad y un símbolo moral. Atenta a la vida y desarrollo de su pueblo, aportó su grano de arena a distintas iniciativas, ya culturales como discursos pronunciados en las fechas patrióticas en los que resaltó su fe en los destinos de su pueblo natal y su galana oratoria. La probada calidad humana de Misia Socorro,su don de gente y su bondadosa actitud para aliviar penalidades y sufrimientos ajenos, le granjearon la gratitud y el perenne recuerdo de quienes le conocieron y trataron. Su labor ductora llenó larga época de la historia consejeña. Ejemplo de juventudes. Su mensaje alecciona, estimula y forja.


Juana María del Socorro Acosta de Sánchez, una mujer decidida en tiempos difíciles Revisado por La Lupa Tv on marzo 12, 2018 Calificacion 5

No hay comentarios:

Grupo Editorial La Lupa 2015, C.A. RIF: J-40647216-6. Dirección: Avenida Victoria, C.C. Unicentro. Local A-7 (PB) La Victoria Edo. Aragua. Teléfonos: 0244-3212666 (Recepción-Clasificados) / 0244-3232261 (Redacción-Denuncias). Contáctanos: prensa@lalupa.com.ve - Todos los derechos reservados Diario La Lupa © 2016 - 2017
Tecnología informática de: Sistema La Lupa, Diseñado por Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.