Avances

Ultima hora

Pedro, El barbero


Por las polvorientas calles de El Consejo del año sesenta, avanza un forastero de procedencia extranjera, con un oficio por delante, el de barbero, había llegado a Venezuela en el año 1951, específicamente a la ciudad de Maracay. Imaginad a Pedro oteando el horizonte y admirando con asombro el crepuscular atardecer consejeño, que de tarde en tarde se dibuja por el poniente en la hora del ocaso, la paz y la meditación. Llegó a El Consejo cuando éste era cuasi colonial,un pueblo de techos rojos y de un romanticismo pleno y saturado. No trajo fortuna de su lejana provincia,solo vino en su regazo la noble profesión de barbero,arraigada en cuerpo,espíritu y racionalidad. Detrás de unas paredes de adobe y un singular techo de tejas rojas se encuentra cual portal de El Consejo, la barbería de Pedro el italiano,en la calle Bolívar Nro 42.Desde allí ,desde hace más de cinco décadas,se le rindió honor al trabajo, recordando que éste no perece, más bien perdura en cada rostro o relieve,el espíritu inmortal del cliente del día a día. En sus tertulias siempre rememoraba que El Consejo era su segunda patria chica ,pues en este pedazo de tierra forjó su familia y ejerció con humildad su noble trabajo:El de barbero. Con el pasar del tiempo este reconocido barbero se hace pueblo,se hace un consejeño más y junto a los lugareños escribe páginas inmaculadas para la historia de El Consejo, por su conversa tan precisa y amena que a medida que conversábamos con él nos enterábamos de acontecimientos que despertaban en quienes le conocimos,apreciamos y valoramos,la inquietud por la preservación de la historia local. Nace en Monacilioni (Italia), el 12 de septiembre de 1930, su nombre de pila: Pietro Goffredo Pannitto, hijo de: Rocco Goffredo y Assunta Pannitto. Contrae nupcias con Carmela Socci (su fiel compañera hasta sus últimos días), de cuya unión matrimonial nacen: Rocco, Assunta y Michele Goffredo Socci (magnifica parentela, amigos nuestros). Indagar en su memoria es pegar trozos de un pasado o encarnar sus recuerdos en aquella provincia italiana,de la que tuvo que abandonar cuando apenas tenía 21 años de edad,es encontrar un tesoro de anécdotas,volver al mundo de su infancia, pero también recorrer el inicio del trayecto de la nueva historia que le tocó vivir en una tierra muy equidistante a su lar nativo. En el silencio de su barbería atropelló sus recuerdos, como si todo le fuese sucedido en un sólo instante,como si su vida entera fuese sido una sola imagen inteligible. Huérfano y vacío quedó el espacio que desde 1960 le abrió las puertas cada mañana a los consejeños y que Pedro le dio vida durante 50 años, fue su diario vivir, el lugar de sus sueños, el camino muchas veces recorrido, el pan nuestro de cada día con el que levantó su prole con respeto y dignidad. Su ausencia material nos obliga a esquivar la mirada hacia la vieja casona Nro 42 de la Avenida Bolívar, pues era costumbre ver a Pedro sentado al frente de su residencia, con su saludo afable y cordial a propios y extraños. Este insigne Italiano, con corazón consejeño se erige co-fundador del Club Social y deportivo Yaragüi, en cuyos espacios, hizo vida social y dejó estampada la palabra amistad. El Italiano como se le llamaba por cariño, fue un ciudadano a carta cabal, un hombre de reputada moral, honesto,integro,responsable y trabajador. En El Consejo fundó una familia honra y prez de la sociedad consejeña, bajo los estamentos de las buenas virtudes,valores y costumbres que junto a Doña Carmela supo sembrarle a los suyos. Este reconocido personaje es ejemplo de perseverancia,constancia y deber cumplido,vendió desde su barbería esperanza ,pero también fue prototipo del hombre que se levanta de muy temprano y entrega en el trajinar del día su copioso sudor, fruto del duro bregar. Su barbería fue recinto de asidua visita por parte de los lugareños ,quienes acudían religiosamente a la tertulia fresca y espontánea del barbero o simplemente a leer los diarios capitalinos que siempre reposaban sobre los muebles del negocio y una que otra revista que se exhibía en una mesa de recibo. La tarde del lunes 27 de junio de 2016,como de costumbre iba a la casa parroquial, a investigar al registro eclesiástico y no observo a Pedro como siempre sentado frente a su casa, simplemente había cerrado las dos hojas del portón de madera, el noble barbero y yo como un cliente más a quien le estaban vendiendo una noticia. Se ha ido Pedro el barbero,se escuchaba de un confín a otro, en todo el poblado que lo había adoptado como un hijo más. Se marchó con sus 85 años de edad,una conciencia limpia y una honestidad imperturbable. Este hombre de bien fue determinado,deslumbró por su vida bien llevada,por lo límpido que transmitió,por esa cualidad transparente y auténtica rectitud. Por su amor a nuestro pueblo,merece el mayor de los reconocimientos,el mayor de los aplausos y el mayor de los recuerdos...Adiós al mago de las tijeras: Italo-venezolano,binomio perfecto que menta la memoria colectiva de El Consejo como:Pedro El Barbero.
Pedro, El barbero Revisado por La Lupa Tv on junio 11, 2018 Calificacion 5

No hay comentarios:

Grupo Editorial La Lupa 2015, C.A. RIF: J-40647216-6. Dirección: Avenida Victoria, C.C. Unicentro. Local A-7 (PB) La Victoria Edo. Aragua. Teléfonos: 0244-3212666 (Recepción-Clasificados) / 0244-3232261 (Redacción-Denuncias). Contáctanos: prensa@lalupa.com.ve - Todos los derechos reservados Diario La Lupa © 2016 - 2017
Tecnología informática de: Sistema La Lupa, Diseñado por Sweetheme

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.